El blog de Shackra

Catolicismo Emacs Software libre

“No seas tan abierto de mente o tu cerebro se caerá” ~G.K. Chesterton

¿Es la pureza femenina porquería?

Autor original: Marc Barnes (BadCatholic)

Sipo, según afirma la maravillosa Lindy West de Jezebel

fxl2ekT.jpg

Su critica viene de sentirse ciertamente furiosa con la cultura evangélica la cual tiene chicos diciendo que ellos quieres una chica "pura" sin definir sus términos. Ella discute las clases de "educación sexual" que asemejan a la mujer quien ha tenido sexo antes del matrimonio a un pedazo de goma de mascar ya masticada que nadie quiere. Permítanme abrirme pasó asesinando su tesis: La "pureza" es una vaga, represiva expectativa impuesta a las mujeres por los hombres, un método único de controlar la sexualidad femenina, con el gran resultado de las mujeres se sientan como basura por fallar en vivir con la calidad y frescura de un caramelo sin abrir.

Ella dice:

Niñas y mujeres, si nadie nunca les dijo esto antes, o si tenían problemas para creerlo: eres buena, eres todo, tu eres tuya. Tu no existes para complacer a los hombres, y tu valor como ser humano no depende de tu capital sexual. La "pureza" es una mentira.

¿Adivinan qué? Ella esta en lo correcto, y con toda la maldita razón. La pureza como tal cosa es una mentira. Pero de esto cierto únicamente si "pureza" es definido nuestra cultura wanna-be-Christian lo define, que es esencialmente no tener sexo hasta que estés casado. Esta no puede ser la definición. No tener sexo hasta el matrimonio, implica en sí mismo, simplemente una ausencia de sexo. Como una ausencia, la "pureza" no puede ser algo "bueno," porqué algo tiene que estar en orden para ser bueno. Para darles un ejemplo visual, mire esto:

Exacto. No puedo representar la ausencia de sexo porqué es --- por definición --- no-existente. Cuando un Católico llora a los pies de la Santísima Virgen María, y en voz baja reza fervientemente reza el Memorare, rogando por la intercesión de la "Vírgenes de vírgenes," ¿Podemos decir honestamente que su hiperdulía brota de la intuición en la ausencia de sexo de la Virgen María, y lo que alabamos como meritorio en la Santísima Madre es una carencia?

ymH4SiH.jpg

Figure 2: ¡Di "carencia" otra vez!

No, la pureza-como-ausencia es una mentira, y que Dios bendiga y mantenga y inunde con abundante gracia a Lindy West por decirlo. No puedo dejar de pensar en el clásico ensayo por G.K. Chesterton --- y perdóneme si ya leyó antes --- en el que describe la intuición de la virtud como una cosa existente:

La virtud no es ausencia de vicio o la evasión de peligros morales; la virtud es una cosa vivida y separada, como el dolor o un olor en particular. La misericordia no significa no ser cruel, o escatimar la venganza o castigo en las personas; significa algo plano y positivo como el sol, el cual uno lo habrá visto o no. La castidad no significa abstención de una sexualidad equivocada; significa algo llameante, como Juana de Arco.

Lo que buscamos es algo llameante con el fuego de su propio ser, pero hemos ofrecido la glorificación del espacio vació. La verdadera definición es actualmente, sino accidentalmente, definido por West cuando ella afirma que todas las mujeres "eres todo" y "tu eres tuya."

Esta es la definición de la castidad de acuerdo con el Catecismo De La Iglesia Católica, una Iglesia contra la cual todo el Protestantismo --- y por lo tanto la cultura Estadounidense (y centroamericana) --- protesta. Esta es la definición por la cual nuestra cultura se esta esforzando --- y pierde --- cuando ella habla de "pureza."

La castidad significa la integración lograda de la sexualidad en la persona, y por ello en la unidad interior del hombre en su ser corporal y espiritual. La sexualidad, en la que se expresa la pertenencia del hombre al mundo corporal y biológico, se hace personal y verdaderamente humana cuando está integrada en la relación de persona a persona, en el don mutuo entero y temporalmente ilimitado del hombre y de la mujer.

La virtud de la castidad, por tanto, entraña la integridad de la persona... (CIC 2337)

A través de la Iglesia comenzamos a oír el crepitar del fuego ahogando el eco de el cuarto vació. La castidad es la integración exitosa de la sexualidad con la persona lo cual expresa nuestra pertenencia al cuerpo, implicando a toda la persona. No es sólo no tener sexo antes del matrimonio. La persona casta es simplemente una persona que viviendo su sexualidad de forma autentica, como el ser que el o ella verdaderamente son. Ser casto es precisamente ser quien tu eres, libremente escogiendo la sexualidad autentica como parte de la entera, infinitamente valiosa, persona.

Cualquier otra definición para la castidad esta centrada alrededor de una ausencia, y como tal no tiene alma. "La castidad es no tener sexo antes del matrimonio." "La castidad es no mostrar mucha piel." Estas cosas pueden ser fruto de ser casto, pero no hay una jodida forma en la que estas puedan ser la castidad en sí misma. La castidad que se detiene --- o inicia, para el caso --- en "no vestirse como una prostituta" esta incompleta, porqué no tiene bases. Si así fuera, deberíamos de poseer una definición objetiva para "vestirse como una prostituta" --- una base por la cual todas las formas vestir pudieran ser juzgadas. No tenemos tal. ¿Debemos decir que es cualquier cosa que "muestra demasiado" escote? Define mostrar demasiado. ¿Es esto?

hJNo5yE.jpg

¿No? ¿Qué tal esto?

noUU4og.jpg

De hecho, las personas fotografiadas están siendo totalmente castas, porque ellas están siendo ellas mismas, cómo miembros de su propia cultura y cómo mujeres con la increíblemente ruda tarea de la maternidad. Si la castidad es ausencia, entonces West dio en el blanco al decir que: "Los hombres no pueden realmente importarles que las mujeres sean o no"puras," porqué no hay forma de verificar la "pureza". Es una cosa que realmente no existe, y perseguir alguna virtud fantasma tu vida entera es una magnifica forma de asegurarse que vas a derrochar tu maldita vida."

Pero en realidad, la castidad es la integración de la sexualidad en el conjunto de la persona, sinceridad acerca de la persona. Por tanto el Catecismo --- un texto que todos deberían leer, incluso si éste esta en la progresiva lista de Libros Prohibidos --- dice:

La persona casta mantiene la integridad de las fuerzas de vida y de amor depositadas en ella. Esta integridad asegura la unidad de la persona; se opone a todo comportamiento que la lesionaría. No tolera ni la doble vida ni el doble lenguaje. (CIC 2338)

La castidad esta libre de duplicidad porque al practicarla, el hombre quien es --- un ser para quien su sexualidad es una parte maravillosa, pero no su conjunto --- no es distorsionado por acciones deshonestas, como posar para un comercial de lavado donde es reducido el todo de su conjunto del hombre a un set enjabonados abdominales. La verdadera ausencia, la verdadera carencia, esta en la impureza, evidenciado por el hecho de que es pureza con una "im". La impureza es deshonestidad sobre quien eres tu. La razón porqué la Iglesia dice que "impuro" tener múltiples parejas sexuales o mostrarte a ti mismo en una foto de perfil sexualmente excitante no es porqué ella "prosti-avergüence" a sus hijos, sino porqué la Iglesia entiende que dicho comportamiento es una reducción de el intrincado, infinito, terroríficamente subjetivo yo del irrepetible ser humano dentro de una única, pobremente representada característica.

Existe una única forma de ser casto, porque cada ser humano tiene solamente una forma de ser él. Existen infinitud de maneras de ser impuro, porque existe infinitas maneras de evadir ser el ser quienes somos, o, como Kierkegaard lo dijo una vez, para vivir en desesperación. Si yo fuera adicto a la pornografía, no estaría siendo quien realmente soy, porque la pornografía seria mi amo y señor, de lo contrario mi verdadero yo seria libre. Si yo viviera una vida a través de un interminable suministro de parejas sexuales para esconder el indescriptible dolor de haber sido tocado, violado o abusado, no estaría siendo yo mismo, tampoco mi sexualidad es integrada dentro del conjunto de toda mi persona. En su lugar, estaría actuando desde la mera ausencia de mi verdadero ser, actuando desde el mero dolor, del propio rompimiento, como reacción al mal. Si estuviera teniendo sexo con otra porque "ella me dejaría de otra forma," no estaría siendo yo mismo, estaría actuando a nombre de otra persona, por un sentimiento de necesidad. Mire, por ejemplo, el problema que discutimos antes, el problema de la vestimenta.

La impureza en el vestir no es vestirse como si tu fueras primeramente un erecto pene o una excitada vagina, eso es, en una manera donde uno subraye su naturaleza sexual a expensas de la totalidad de la persona. Por otra parte, la castidad en el vestir es vestirse precisamente como usted. En mi caso, ello es vestirme como un hijo,un hermano, un novio, un estudiante, y cómo un único yo que se ve a sí mismo existiendo, de pie frente ante la Eternidad y rápidamente aproximándose hacia la muerte.

Aquí es donde usualmente nos perdemos. Yo soy también un yo sexual. Decir que yo soy solamente sexual --- el cual es la definición de la cosificación sexual --- es deshonesto, y por tanto impuro. Pero decir que no soy sexual del todo es ser similarmente deshonesto.

2ReKu2N.png

Ahora, ser sexual no es sentirse sexual. El hecho de que soy un ser sexual es el resultado de un simple hecho biológico, que yo soy hombre, y por tanto contengo dentro de mi mismo el increíble potencial para la creación de nueva vida; por medio de la unión del hombre a la mujer. Donde quiera que este, lo que sea que este haciendo, lo hago como un hombre, como uno con una sexualidad masculina y órganos sexuales masculinos. Por tanto mi llamado de la Iglesia para integrar mi sexualidad dentro de mi entera persona significa que de otra forma seria un pecado contra la castidad vestirse en una manera en la cual se niega mi naturaleza sexual. No seria casto para mi usar una burqa. No seria casto para una mujer vestirse en una manera que totalmente represiones sus características sexuales, como si las curvas y la piel no fueran reales, manifestaciones físicas de la persona humana. Esto es parte del malentendido que el feminismo moderno esta manifestándose en contra. Es la tendencia en ciertas partes de la comunidad Cristiana que las niñas vistan faldas sin forma que llegan a los tobillos y camisas similares. Si esto es un esfuerzo para expresar castidad, pierde la idea de lo que la Iglesia nos pide, apuntar por una exitosa, honesta integración de nuestra sexualidad dentro la totalidad de la persona humana, porque ser santo y ser nosotros mismos es exactamente la misma cosa.

Así cuando West dice, "Puedes decir que algo es porquería si todas sus justificaciones son porquería," Siento genuina curiosidad si ella llamaría porquería o no a la justificación para expresar castidad como la forma en que somos verdaderamente nosotros, en la cual debo, por mi propio libre albedrío, integrar mi sexualidad dentro de mi entera persona humana. Esto implica, por supuesto, que existe una persona que estoy destinado a ser, y cuando digo "No me siento como yo mismo," "Solamente estoy siendo yo mismo," o "Se sincero a ti mismo," no estoy lanzando palabras por ahí --- realmente existe una persona la cual estoy destinada a ser, una existencia en la cual --- si escogiera vivirla --- estaría completamente satisfecho, una existencia por la cual lucharía y no determinaría arbitrariamente, como en "He determinado que mi verdadero ser es ser el asesino con hacha, así que seré fiel a mi mismo." No.

La castidad, como nos dice la Iglesia, "es una obra que dura toda la vida. Nunca se la considerará adquirida de una vez para siempre. Supone un esfuerzo repetido en todas las edades de la vida. (CIC 2342)." La castidad es algo que hacemos cada día, como ser tu mismo es algo que haces --- con inmensa dificultad --- cada día. Su recompensa es la autenticidad.

Más se puede decir sobre esto. Espera tres entradas que siguen el tema, uno enfrenta la cuestión de los hombres que dicen "Yo sólo quiero casarme con una virgen," otro argumentando que la queja de West sobre que la desigualdad de los sexos dentro de la cultura del "puritanismo" es resuelto en la castidad, y otro más donde argumentare que sin la experiencia de las vírgenes consagradas como una realidad social, inevitablemente formaremos un entendimiento asexual de la virginidad, y por tanto caeremos en la virginidad-como-ausencia o virginidad-como-idiotez, cuando en realidad es una hermosa, realidad erótica.

/